miércoles, 7 de agosto de 2013

Informe de Consejo Directivo 6/8/2013: Trinchero "sin brujula y sin radio" (...jamás podrá volver a la Tierra)


6/08/2013: INFORME DEL CONSEJO DIRECTIVO QUE NO FUE (Y VAN...)

TRINCHERO: “SIN BRÚJULA Y SIN RADIO”
(...jamás podrá volver a la Tierra)

Ayer, martes 6 de agosto, estaba prevista la primera sesión de Consejo Directivo de este segundo cuatrimestre. Sin embargo, para sorpresa de todos los presentes, el Decano y los consejeros de mayoría de graduados y profesores se levantaron, dejando la sesión de Consejo Directivo sin quórum antes de empezar con la orden del día.

¿Por qué se levantó la sesión?
Hace varias semanas que existe un conflicto con la Cátedra Abierta de Estudios Americanistas (cátedra que desarrolla un trabajo interdisciplinario con las comunidades originarias, en diversos territorios, en el ámbito sindical con distintos cuerpos de delegados, y que por las características de su trabajo académico pertenece al área de extensión universitaria, en la que despliega un enforque alternativo al hegemónico hoy en la universidad). Este conflicto se origina por la cesantía impulsada por rectorado del titular de la cátedra que la dejó acéfala. Luego de varias discusiones, la renta que estaba asignada a Juan Rosales quedó en la cátedra... sin nombrar la gestión a ningún docente para que quede a cargo de la misma.
Hace más de veinte años que la Cátedra dicta seminarios de grado en distintas carreras. Como todos los años, este 2013 presentaron un seminario temático en los departamentos de distintas carreras que fue aprobado por cada departamento y elevado a la Secretaría Académica para que le dé su curso en la reunión plenaria de Consejo Directivo. Sin embargo, la Secretaria Académica (y flamante candidata a decana) Graciela Morgade, aduciendo problemas técnicos en la presentación del seminario (en lugar de solucionarlos en la propia Secretaría o en la Comisión de Enseñanza del C.D., como se acostumbra) intentó devolverlo a los departamentos para que sea rechazado.
Desde La Juntada lo que propusimos fue que se tratase en comisión y se solucionase la situación. El problema era en primer lugar que Rosales, pese a ser cesanteado, todavía figuraba como titular; en segundo lugar, que supuestamente el ayudante de primera que quedaba a cargo no tenía los antecedentes suficientes para quedar a cargo del seminario en lugar de Rosales.

¿Cómo se podría haber resuelto este problema?
Hay distintas opciones (todas ellas, para variar, desoídas):
1) Nombrando a uno de los ayudantes de primera como adjunto. (En la cátedra hay dos).
2) Nombrando al Profesor Rosales como Consulto para que continúe como adhonorem trabajando como titular del seminario.
3) Buscando algún otro Profesor que pueda hacerse cargo de la titularidad del seminario y supervisar y acompañar la cursada que ya tiene un equipo que se hace cargo y funciona desde hace varios años.

¿Por qué no quisieron el Decano y la Gestión solucionarlo?
Ante esta absoluta inoperancia para solucionar un problema que en cualquier otro caso es algo menor sólo cabe una lectura y es que  lo que estuvo ausente fue la voluntad política por parte del decanato y la gestión para solucionarlo. A resumidas cuentas, ya desde la Secretaría de Extensión y evidenciándose ayer en la sesión de Consejo, desde la gestión le bajaron el pulgar. La Cátedra Americanista no comparte el proyecto político-académico del trincherismo, su forma de entender la política al interior de la universidad y su concepción de la llamada extensión universitaria. Esto muestra con claridad, pese a que de la boca para afuera el discurso otro, un desprecio total por las experiencias académicas que se proponen una articulación seria con sectores populares y movimientos sociales. Así, dan cuenta de una concepción sesgada e instrumental de la extensión universitaria y ratifican una política académica irresponsable, proscriptiva y mezquina que atenta contra la pluralidad ideológica y cultural.
La Cátedra se movilizó y se hicieron presentes en la sala de Consejo distintos protagonistas de su trabajo académico: delegados sindicales de distintas comisiones internas como los trabajadores de la linea 60 de colectivos y de la empresa Coca Cola Pemsa, referentes de comunidades de los pueblos originarios como Felix Díaz, docentes y estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras y de diversas universidades, integrantes de bachilleratos populares de Villa Fiorito y diversas barriadas populares. Un amplio espectro de actores sociales que estudian, investigan y enseñan en diversos ámbitos sociales, todos populares, desarrollando prácticas académicas y científicas alternativas que articulan la vida universitaria y la vida en los barrios, en los ámbitos de trabajo, en las comunidades, generando un diálogo y una relación que subvierte las lógicas instituídas en la UBA y en la educación superior en general en materia de extensión universitaria.

Esta política de la gestión de la Facultad es preocupante. No sólo por el daño que causa hoy a la comunidad educativa de Filo, ya que al levantarse la sesión no pudimos tratar nada del orden día (las becas, por ejemplo), sino también por la perspectiva que proyecta para el futuro. En esta línea, es preocupante el devenir de la Facultad bajo la línea sucesoria que se perfila para Trinchero, encabezada por Morgade, protagonista tácita de los sucesos de ayer. Que hayan levantado la sesión de Consejo es  llevar al paroxismo su política de no diálogo con el resto de los actores que no pertenecen ni apoyan su proyecto político, y naturalizar esas políticas a la hora de gobernar la Facultad nos habla de una gestión que perdió el eje.
Luego de la intervención del Decano -en la que expresó su supuesta preocupación por el caso y su intención de garantizar la continuidad de la Cátedra-, propusimos que el Consejo se conforme en Comisión (en lugar de derivarlo a la próxima reunión de la misma, en una semana) con ánimos de resolver con celeridad el problema y continuar con el resto de los temas. Pero los consejeros afines a la gestión hicieron uso de su mayoría automática y se negaron a tratar el tema en ese momento, votando en contra de nuestra propuesta. 

Ante los reclamos de los integrantes de la Cátedra y La Juntada (única representación estudiantil presente el día de ayer en la sesión de Consejo), la gestión eludió una vez más el debate y se levantó, dejando sin quórum la sesión y despidiéndose del recinto a los gritos. Desde La Juntada llamamos a movilizar con toda la fuerza el lunes que viene a las 14 hs. a la Comisión de Enseñanza y al Consejo del martes siguiente. Por nuestra parte, nos comprometemos a presentar un proyecto para resolver el problema y garantizar que la Cátedra pueda dictar el seminario de grado. Cualquiera de las tres opciones arriba expuestas son viables.

Te invitamos a que te sumes, te movilices, participes, te involucres para poder resolver este problema y todos los que quedan pendientes en la Facultad.


 
 
 
Difundimos la declaración de la Cátedra Abierta de Estudios Americanistas.

FRENTE A LA ARBITRARIA E INJUSTIFICADA PROHIBICIÓN DE NUESTRO SEMINARIO


Macartismo en Filosofía y Letras 
¡Solidaridad con Juan Rosales y la Cátedra Abierta de Estudios Americanistas! Por su designación como Profesor Honorario, Emérito o Consulto! 

 Como todos saben, la dirección de la Universidad de Buenos Aires ( UBA) resolvió de manera arbitraria, ilegal y discriminatoria, expulsar de sus cargos y de la actividad universitaria, a cientos de docentes mayores. No les preocupa la edad, sino la postura crítica, la experiencia pedagógica y social y el espíritu democratizador propio de la lucha histórica del movimiento universitario, que se oponen a las crecientes políticas elitistas y burocráticas de mercantilización, precariedad laboral y vaciamiento de las ciencias sociales y humanistas vigentes, que no hacen sino profundizar la crisis universitaria y atizan los mecanismos represivos e intolerantes en la vida de la UBA y de diversas Facultades. Así ocurre hoy en nuestra Facultad de FyL. Sus autoridades, que en el discurso cuestionaban aquellas medidas vejatorias, en la práctica las aplican. En este caso, con especial saña, utilizando promesas falsas de respaldo y reales medidas de presión y silenciamiento forzado, al compañero docente Juan Rosales (Juan Rozengardt). Este es objeto de represalia, negándole el derecho a la dirección docente del Seminario 2013 y a la propia continuidad de su vida universitaria, después de 20 años de actividad continuada bajo la Dirección Honorífica de Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992; tras protagonizar la creación y organización de la Cátedra en el ámbito dela UBA , y proseguir dirigiéndola luego en el Centro de Estudios Avanzados y desde 1997 en la FFyL, a cargo de sus múltiples programas, en especial de sus 26 Seminarios , los doce últimos curriculares y de grado, y de sus tareas, como los programas de Voluntariado Universitario, junto a un valioso colectivo de militantes universitarios y de organizaciones populares que actúan sin retribución alguna, en los más diversos espacios del país y de Nuestra América, fundados en la articulación del movimiento y el saber universitarios con el saber y la lucha del movimiento popular (indígena, afroamericano, social, obrero, cultural, de DDHH, etc)., que llevaron, por ejemplo, a que fuera designado por la Unión de Historiadores y diversas instancias académicas de Cuba como “Maestro de América” en el año 2011. Y esta represalia continúa a pesar de que, por elemental dignidad personal y para obviar las presiones burocráticas, Juan Rosales renunció a la renta que le correspondía por sucesivas designaciones institucionales, pero no renunció a la Cátedra y continúa dispuesto a seguir trabajando gratuitamente , cumpliendo como siempre con su compromiso militante universitario y popular. ¿Qué es lo que pretenden con esta clase de actitudes prohibitivas para docentes comprometidos con una educación crítica y al servicio del pueblo los promotores del antipluralismo educativo y cultural , que encubren la censura y la intolerancia bajo el manto burocrático de la sanción administrativa? ¿Será además que les disgusta el Seminario programado este año, con participación de un amplio conjunto de docentes, especialistas y representantes de los Movimientos Sociales, y aprobado ya, como todos los anteriores, como Seminario optativo y curricular, de grado -es decir, con la participación activa de los estudiantes de las carreras que lo aprueben, como ocurre hoy con Historia y Filosofía-, que se titula “Nuestra historia prohibida – Identidades y resistencias: indígenas, trabajadores y pueblo en la Argentina moderna”? ¿Habrá que acallarlo porque se trata de un evento que, prosiguiendo a los anteriores, sustentados en el pensamiento propio, indoafroamericano y en la interacción de lo universitario y la sociedad, cuestiona la historia y la cultura oficial y trata de profundizar el pensamiento y la acción protagónica de nuestro pueblo como sujeto y creador histórico? Estas actitudes no son sólo privativas de la vida interna universitaria. Tienen que ver con un modelo de enseñanza pública y de relación con la sociedad que nos atañe a todos, puesto que la Universidad y el sistema educacional no son patrimonio de las élites del poder empresarial, sino responsabilidad de la comunidad que los sostiene y reclama su democratización, el servicio de los intereses del pueblo y la participación colectiva.

POR ESO LOS CONVOCAMOS A ACOMPAÑARNOS CON SU PRESENCIA ACTIVA Y SOLIDARIA EN ESTA LUCHA por el respeto al derecho de la gestión docente y la continuidad de la labor democrática y abierta al Pueblo de JUAN ROSALES y de la CÁTEDRA ABIERTA DE ESTUDIOS AMERICANISTAS. Mientras tanto esperamos su adhesión, amplia difusión y apoyo solidario a: decanato@filo.uba.ar cc:catedraamericanista@gmail.com
Asunto: Solidaridad con Juan Rosales y el Seminario Americanista


Podés ver acá un video de parte de lo que sucedió ayer