miércoles, 1 de octubre de 2014

¿Quién discute nuestros profesorados? Que no nos vendan gato por liebre

Sobre el Área de Formación Docente que creó Morgade, decana de la Facultad.


Hacia fines de 2011, la gestión de la facultad y en particular la entonces Secretaria Académica y, ahora Decana, Graciela Morgade impulsó la creación del Área Interdisciplinaria de Formación Docente para que los profesorados de Filo tuvieran un espacio en común para discutir las cuestiones más particulares de las didácticas. En ese entonces, la única voz disidente en el Consejo Directivo fue la de La Juntada; en ese momento expresamos nuestro desacuerdo con la creación de este área, porque entendíamos que la reforma de los profesorados de la Facultad debía ser discutida entre toda la comunidad académica y no solo entre quienes dictan las didácticas. Sostenemos que es una deuda de nuestra facultad replantear cómo nos formamos en docencia, porque es sabido que las didácticas de Filo dejan mucho que desear. La gestión decidió hacer oídos sordos a la posición de los estudiantes, como nos tiene acostumbrados, y avanzó con la conformación de un área, que hasta hoy, no tiene planteado un objetivo claro.
En este escenario la gestión fue llevando, por separado a distintas juntas de carrera, la necesidad de votar los representantes que integrarían este órgano. Pretenden dar esta discusión en el aire, sin aclarar cuáles serían los objetivos de estas reuniones ni la finalidad última. Por eso desde La Juntada venimos discutiendo qué rol tiene el Aifod y venimos enfrentando la posición de la gestión, que no se anima a aclarar cómo vamos a discutir la formación docente. Esto deja abierta la puerta para que al momento de avanzar en concreto en esta discusión sea bajo lineamientos externos, como los del INFOD o el ANFHE (CONEAU), y no aquellos que surgen de las necesidades de la comunidad académica de la facultad. Nosotros reconocemos la necesidad de transformar la formación docente de nuestra facultad, y transformarla producto de una discusión de toda la comunidad académica de Filosofía y Letras, pero de ninguna manera nos vamos a sentar a discutir bajo la amenaza de que nuestros planes de estudio se ajusten a los parámetros impuestos por el Ministerio de Educación.
Antes esta situación, y la clara intención de la gestión de Morgade de avanzar en el terreno de las didácticas con planteos ajenos a quienes cursamos, enseñamos y trabajamos en la Facultad, es más necesario que nunca fortalecer a las opciones políticas que pensamos la facultad integralmente y damos la disputa, construyendo todo el año, en todas las carreras de la Facultad. Esto no puede ser considerado sólo como una discusión académica que cada carrera debe dar por separado sino como una prioridad en la agenda del movimiento estudiantil y de nuestro centro de estudiantes.





miércoles, 24 de septiembre de 2014

Avanza la derecha, es tiempo de unidad

Un debate abierto con lxs compañerxs de Bandera Negra, Seamos Libres, Cauce, Mst, La Dignidad, FEL y Norberto Blanco-Un Solo Grito.

Los resultados de las últimas elecciones estudiantiles de la Universidad de Buenos Aires (en las facultades de Derecho, Económicas, Medicina, Odontología y Veterinaria) nos obligan a re-actualizar nuestra caracterización del escenario en la Universidad y en particular del movimiento estudiantil. Los resultados alcanzados por el espacio que hegemoniza la Franja Morada-Nuevo Espacio dan cuenta de un claro avance de los sectores más conservadores y regresivos del ámbito universitario. Todavía es cercana la elección de Alberto Barbieri como rector y la consolidación en los altos cargos de la universidad de aquellos que no han dudado en llevar a cabo un programa privatista y mercantilizador en varias facultades. Sin embargo, parece que no se contentan solo con eso y también quieren consolidarse en los centros de estudiantes quitándole al movimiento estudiantil una herramienta fundamental para las luchas presentes y venideras. Ante este escenario desde La Juntada creemos que es necesario dar un debate acerca de cómo enfrentamos a estos sectores, cómo construimos mayores marcos de unidad y cuáles son las políticas que nos damos para construir un movimiento estudiantil que esté a la altura de las circunstancias.

Frente a este avance de la derecha, que se corresponde con el recambio conservador que ya se hace patente a nivel nacional, la situación de pasividad del movimiento estudiantil es, al menos, preocupante. La falta de participación y movilización, en especial en aquellas facultades donde existían grados de organización y activismo bastante considerables, es una señal de alerta que no debemos pasar por alto quienes creemos que se avecinan tiempos donde la lucha en las aulas y en las calles será la única manera de enfrentar los embates privatistas hacia nuestra educación. Desde La Juntada caracterizamos que las recientes conducciones de estos centros, hegemonizados en su mayoría por el Partido Obrero, se han acomodado a esta pasividad del movimiento sin tener una iniciativa clara que tenga como objetivo romper con la quietud actual de los centros de estudiantes. En nuestra facultad, Filosofía y Letras, donde siempre se evidenció un centro de estudiantes combativo, que reunía a un número importante de activistas y que ha dado grandes luchas por la problemática edilicia, el ahogo presupuestario y la democratización del co-gobierno, entre otras, se manifiesta un marcado deterioro de los espacios de participación, de las iniciativas gremiales, de los ámbitos como las comisiones y las asambleas que en la mayoría de los casos terminan siendo una tribuna para que se diriman los debates internos del FIT.

Pensamos que todas las organizaciones de izquierda y combativas de la universidad debemos repensar de forma crítica nuestros aciertos y errores en vistas a la construcción de un movimiento estudiantil en lucha. Pensamos que este camino debemos hacerlo apostando a la unidad de quienes apreciamos la situación de manera similar. El fin del año pasado nos encontró a un gran número de agrupaciones con una postura unificada de cara a la elección del rector. Desde La Juntada creemos que esta articulación debe darse a lo largo de nuestra militancia cotidiana, dando la batalla en nuestros espacios de base y pensando de qué manera los órganos gremiales pueden ser verdaderamente una herramienta para que los y las estudiantes luchemos por nuestros derechos y por la transformación del actual régimen universitario.
Por eso llamamos a todas estas agrupaciones, y a todos los compañeros y compañeras que quieran romper con la pasividad del movimiento estudiantil para enfrentar a la franja morada y al rectorado a pensar en la conformación de un propuesta gremial conjunta para las próximas elecciones de Centro de Estudiantes. Nuestra invitación al trabajo conjunto no apunta a borrar las diferencias políticas que ciertamente tenemos sino a intentar hacerlas convivir con un proyecto unitario para que los gremios estudiantiles estén al servicio de la construcción del movimiento estudiantil. Desde La Juntada apostamos a que se priorice esta necesidad de unidad en la coyuntura actual por sobre las tareas auto constructivas y auto referenciales. Solo dejando de lado los sectarismos y las mezquindades puede pensarse un futuro donde los embates de los de arriba nos encuentren a los de abajo unidos y más fuertes que nunca.


lunes, 22 de septiembre de 2014

El edificio de cae, los estudiantes nos levantamos



Desde el principio del cuatrimestre desde La Juntada venimos planteando una problemática

que se tornó insostenible: los y las estudiantes de Filo no podemos seguir cursando en estas

condiciones. No entramos en las aulas, los baños son un asco, la salida de emergencia está

cerrada con candado, no tenemos comedor universitario ni jardín materno-paternal, los

ascensores no andan, y muchos etcs. Para nosotros es muy importante desnaturalizar

la idea de que “las cosas son así, y qué le vas a hacer”. Creemos que el movimiento

estudiantil es un actor dinámico y transformador, con una historia de protagonismo en las

luchas de la Universidad y del país, y organizándonos podemos revertir la situación.

¡Refacciones en el edificio!

Nosotros sostenemos que no podemos naturalizar el estado del edificio de Puán. Por eso,

vamos por todas las refacciones necesarias en el edificio actual, como baños en

condiciones, más aulas para cursar, protocolo de emergencia, conexiones seguras de

electricidad, que dependen del presupuesto de la facultad, es decir, de la decisión política de

la gestión.

¡Vamos por el comedor universitario!

Al mismo tiempo, desde La Juntada siempre sostuvimos que desde nuestro gremio estudiantil

teníamos que hacernos cargo de construir las luchas, por ejemplo la lucha por el comedor

universitario. Por eso, en el 2011 pusimos en pie un comedor estudiantil, como parte de

la pelea por conseguir el financiamiento del Estado, llevando la discusión a todos los

cursos y visibilizando una necesidad que tenemos todos y todas.

¡Más aulas y horarios para cursar!

Uno de los grandes problemas de la Facultad, es la falta de horarios de muchas materias para

quienes trabajamos. Es uno de los reclamos principales porque para garantizar el acceso

y la permanencia de los y las estudiantes en la Universidad necesitamos horarios que

nos permitan cursar a todos.

¿Y el CEFYL?

Para seguir avanzando creemos que debemos hacer una reflexión sobre la dinámica (o falta de

ella) que tiene nuestro centro de estudiantes. Lamentamos que a lo largo del año el CEFyL no

haya llevado adelante ninguna campaña que busque conquistar un avance en las condiciones

de cursada. Esto permite que la gestión de la facultad tome decisiones de forma unilateral, a

espaldas de los estudiantes, y sin considerar nuestras necesidades. Mientras tanto el centro

de estudiantes suspende las asambleas, y las pocas que efectivamente se llevan adelante se

reducen a discusiones estériles al interior del frente de conducción. Necesitamos un CEFyL

que se abra a la participación, donde se escuchen todas las voces y que se ponga a la

cabeza de la lucha para ganar nuestras reivindicaciones.

Construyamos desde la Unidad

Es tiempo de dejar de lado discusiones que no llevan a ningún lado y ponernos de

acuerdo en la necesidad de luchar por mejores condiciones de cursada. Es momento de

ver que el desfinanciamiento de la educación pública, y una gestión encerrada en sí misma

nos trae consecuencias a estudiantes, docentes y no-docentes. Por eso nos parece importante

poder avanzar en un espacio de discusión del centro de estudiantes junto con la AGD

(Asociación Gremial Docente) y así construir una agenda propia para mostrarnos fuertes

y unidos antes la gestión.

CRONOLOGIA:

• 2010: En el marco del estudiantazo, los estudiantes tomamos la facultad por el

edificio. Luego de una larga lucha le arrancamos a la gestión el compromiso de la

construcción de un nuevo edificio para aulas de grado, un comedor universitario

y un jardín materno-paternal.

• 2011: Continuamos la lucha por el edificio, convocando a la Comisión Multisectorial

por el Edificio, y trabajando desde el CEFyL para imponer la agenda de las

necesidades estudiantiles en los proyectos que se estaban discutiendo. Por iniciativa de

La Juntada, como nueva conducción del centro, lanzamos un menú estudiantil a $5.

• 2012: El Consejo Directivo elevó al Rectorado el proyecto del nuevo edificio.

Gracias a la movilización del movimiento estudiantil se incorporaron las reivindicaciones

levantadas en el 2010. Seguimos con el menú en el comedor del CEFyL con más de

100 platos por día, evidenciando la necesidad del comedor universitario.

• 2013: Luego de presionar varios meses desde el CEFyL logramos que se convoque a

una Comisión Multisectorial por el Edificio para discutir el proyecto del comedor

universitario, con la ampliación en el aula Boquitas, y el resto de las refacciones

en el edificio actual. Asume la nueva conducción del CEFyL y decide eliminar el menú

estudiantil.

• 2014: La gestión de la facultad construye 3 garitas de seguridad y un depósito

en la mitad del aula Boquitas. Luego, cierra en el Consejo Directivo la Comisión

Multisectorial por el Edificio. La nueva conducción del centro de estudiantes no se

hace eco de este avance permitiendo un retroceso en la lucha por el edificio conseguida

en los últimos años.

MEJOR QUE DECIR ES HACER

Estas son algunas de las instancias y actividades que impulsamos desde La Juntada:

CONSEJO DIRECTIVO:

- Pedidos de informe de presupuesto

- Proyecto sobre encuesta vinculante para estudiantes, docentes y no docentes

CEFYL:

- Encuesta sobre las principales problemáticas del edificio

JUNTAS

- Proyecto sobre horarios

Vamos TODXS a la nueva Comisión Multisectorial convocada por la AGD el miércoles a

las 17hs para avanzar en la lucha por el edificio!

COMPLETÁ LA ENCUESTA ESTUDIANTIL SOBRE EL EDIFICIO!!

lunes, 15 de septiembre de 2014

Sumate a construir la Articulación para el Cambio Social




Quienes militamos en La Juntada tenemos como horizonte una universidad que esté atravesada por las problemáticas de nuestra sociedad, en especial las de los sectores más postergados y vulnerables. Esta articulación para nosotros debe darse en todas las aristas de la vida universitaria, en el plano gremial, académico y político. No alcanza con que los y las que estudiamos demos nuestro apoyo a las luchas y conflictos que suceden en el “afuera”, sino que debemos pensar en cambiar toda la orientación social de la universidad para que la articulación con el entorno social se haga carne en nuestra formación, en nuestro planes de estudio, en nuestras discusiones cotidianas.
Por esto mismo trabajamos desde hace algunos años en el Centro Universitario del penal de Devoto (CUD), organizando talleres y actividades para que los compañeros que estudian privados de su libertad sean cada vez más parte de la vida de la facultad.
De la misma manera queremos invitarte a participar del proyecto de Articulación para el Cambio Social con el Movimiento de Trabajadores Excluidos. El MTE es un movimiento cooperativo que aglutina a más de 2000 cartoneros y cartoneras que surge a partir de la crisis de 2001, cuando miles de trabajadorxs eran expulsados de su trabajo y donde miles de personas vieron en la recoleccion de carton la vía para poder sobrevivir a la miseria y la exclusión. Hoy el movimiento es la herramienta de organización que le permite a los y las cartonerxs tener un funcionamiento cooperativo y solidario, tener plantas recicladoras que colaboran significativamente con la preservación del medio ambiente y proyector un modelo alternativo de economía popular.
Desde La Juntada te invitamos a este proyecto de producción conjunta con el MTE para construir una universidad pública en diálogo con los sectores excluidos de nuestra sociedad. Para esto creemos necesario repensar la extensión universitaria, para que no sea un mero traslado de conocimientos desde las alturas de la academia hacia el resto de la comunidad, sino una verdadera instancia de intercambio y enriquecimiento que aporte a la construcción de una Universidad para el cambio social.
En ese sentido creemos que los y las estudiantes de Filosofía y Letras podemos propiciar un trabajo junto con los y las compañeras del MTE de reflexión y documentación de las experiencias acumuladas y sus saldos organizativos, así como también sus vivencias a nivel individual y colectivo. Te invitamos a sumarte:
Si sos de Antropo o Historia sumate a registrar y construir colectivamente la historia y desarrollo del Movimiento de Trabajadores Excluidos. Si sos de Letras o Edición te invitamos a escribir, junto con los compañeros del MTE, los relatos de sus experiencias. Si sos de Educación podes participar de los Bachilleratos Populares del MTE.
Si sos un estudiante de cualquier carrera de la facultad y te interesa saber de qué se trata este proyecto no dudes en acercarte para construir entre todos un nuevo modelo de Articulación para el Cambio Social. Mandanos un mail a articulación@lamella.com.ar










domingo, 14 de septiembre de 2014

No se puede tapar el sol



Los resultados de las últimas elecciones en las facultades de Económicas, Medicina, Derecho, Odontología y Veterinarias muestran un inequívoco avance de la Franja Morada (Nuevo Espacio) y un claro retroceso de las listas de la izquierda, sobre todo en las tres facultades más grandes de la universidad. En Económicas y en Derecho las listas de izquierda perdimos lugar frente a la Franja Morada, teniendo un desempeño electoral mediocre, mientras que en Medicina sufrimos un derrumbe en términos de votos, capitalizado en un 100% por Nuevo Espacio. El kirchnerismo, como en los últimos años tuvo un papel residual, dividiéndose en distintas listas y obteniendo muy malos resultados en todas las facultades.
Hace algunos años venimos advirtiendo sobre el crecimiento de Nuevo Espacio y el peligro que esto representa para la Federación Universitaria de Buenos Aires, y hoy esta situación llegó a un punto límite. No se puede tapar el sol con la mano, los números hablan por sí mismos. Si analizamos las 5 elecciones de la semana pasada, y aún faltando que se realicen 8 elecciones más, Nuevo Espacio ya tuvo un avance de 7 delegados mientras que el frente que conduce la FUBA retrocedió en 3 delegados, configurando un escenario de potencial empate en la Federación a definirse en la próxima tanda de elecciones.
Desde que La Mella forma parte de la presidencia de la FUBA en el año 2010 venimos sosteniendo que la Federación debe tener una política gremial de masas, que logre interpelar a amplios sectores de los 350.000 estudiantes de la universidad, y no sólo una política de cara al minoritario activismo politizado. A su vez, la unidad de todos los sectores de izquierda e independientes del movimiento estudiantil es una condición elemental sin la cual es imposible hacer frente a las fuerzas alineadas al Rectorado.
Lamentablemente los compañeros del Partido Obrero, que originalmente compartieron estos preceptos, han abandonado esta perspectiva en el último tiempo asumiendo una política sectaria que antepuso las disputas al interior de la Federación respecto a la pelea principal que tenemos contra la Franja Morada.
Este giro sectario del PO comenzó con la expulsión de Libres del Sur del frente Por Otro 1918, la ruptura con el MST y el PCR en Medicina, la expulsión de Libres del Sur del frente ExC en FADU y el veto al ingreso del MST en el MxE, quien solicitó su ingreso al frente unitario en Económicas sin pedir ningún cargo a cambio y fue vetado inexplicablemente por el PO. Pero estos episodios no son casuales, en la FUA el PO rompió el Frente 20/12 que tenía posibilidades de conquistar la Secretaría General para armar una lista residual junto al PTS que terminó último en la elección, mientras el Frente 20/12 obtuvo el 3er lugar, sólo detrás de la UCR y el PJ.
El PO niega esta situación y publicó un balance de las últimas elecciones que intenta esconder una realidad ineludible. Quizás enceguecidos por debates ilusorios con el PTS no logran ver que en la UBA, la Ciudad de Buenos Aires, el país y América Latina lo que avanza, crece y gana posiciones es la nueva derecha, los resultados electorales del FIT no revierten esta tendencia. Justamente en este contexto de avance de los planteos por derecha ganando terreno debemos profundizar el debate sobre la importancia de seguir teniendo una FUBA que este junto a los sectores populares y sus demandas pero no podemos evitar el debate sobre cómo y con qué política deben construirse los gremios estudiantiles en esta etapa política. De nuestra parte no pretendemos negar los debates que tenemos con estas agrupaciones en lo que respecta a la política nacional, pero sería inexplicable la FUBA de la izquierda sin los frentes que contengan distintas tradiciones políticas que puedan aportar de conjunto a la lucha contra el avance de la Franja Morada y la privatización de la universidad.

Unidad para defender la FUBA

Así como en 2008 promovimos la fundación del MxE en económicas, en 2009 votamos la lista del PO para que no gane la Franja Morada en la FUBA, en 2010 fuimos fundadores del Frente unitario Por Otro 1918 y accedimos a la presidencia de la Federación. En 2012 bajamos nuestra lista incorporándonos a El Frente en Medicina - nuevamente para evitar que el CECiM caiga en manos de la derecha universitaria – frente a las recientes elecciones llamamos al conjunto de las fuerzas estudiantiles a construir la unidad necesaria para defender nuestro gremio y evitar un triunfo del Rectorado que tendría consecuencias devastadoras para el movimiento estudiantil.

No nos cansamos de repetirlo, la asunción de Barbieri es la llegada directa de Nuevo Espacio a la cabeza de la Universidad, y su mayor prioridad en este momento es claramente la FUBA, los recursos que destinan, las campañas mediáticas que encabezan y su ofensiva en todas las facultades lo muestra claramente. La forma que tenemos de contrarrestar esto es de una manera unitaria y coordinada, dejando de lado las mezquindades para enfrentar a los enemigos de la Universidad Pública.

Desde La Mella convocamos al conjunto de las fuerzas independientes y de izquierda a batallar juntos para detener el avance del radicalismo y la derecha en toda la UBA. Es fundamental reconstruir la unidad que permitió recuperar y sostener la Federación en manos de la izquierda y para esta causa es necesario abandonar sectarismos y mezquindades para articular un movimiento que integre a todas las fuerzas compañeras que quieran luchar por una Federación independiente y combativa, que se plante por la defensa de la Universidad pública, gratuita y de calidad.